Blog
& News.
apple, el valor de la marca.

Branding, ¿cómo generar valor para la marca?

Índice

El branding es una de las cuestiones del marketing qué más da que hablar entre profesionales y directivos. Afortunadamente, son cada vez más los empresarios y propietarios de pequeñas y medianas empresas que se están sumando a la conversación. Conscientes del valor real que supone para sus negocios disponer de una buena estrategia de gestión de marca.

Cuando hablamos de marca, debemos alejarnos del típico tópico de la identidad visual de una empresa y su logotipo. Una marca es mucho más, es un conjunto de valores, es un imaginario en la mente de los consumidores. Una marca nos diferencia de los productos de la competencia, sí. Pero también es capaz, o debería serlo, de generar un vínculo con sus públicos. Actualmente la marca supera los aspectos físicos que la representan, y trasciende a un plano mucho más etéreo y psicológico, más humano, el de las emociones.

Qué es el branding.

Para poder hablar de branding, hay que entender qué es una marca y el proceso de creación de marca. Las marcas no se crean en los estudios de diseño, ni en las agencias de publicidad. Las marcas se crean en la calle. Dónde están los consumidores. Porque una marca, es el resultado de las percepciones que un grupo de consumidores terminan generándose con respecto a un producto o una empresa.

Esta percepción es fruto de todas y cada una de las interacciones que el consumidor ha tenido con nosotros. Aunque no lo trabajemos, por simple hecho de existir como empresa o producto, siempre va a existir una imagen de marca. Otro asunto será si ésta va a ser positiva o negativa. Si nos favorecerá o no como empresa.

Por eso el branding cobra especial interés en las estrategias de una compañía, ya que el branding consiste precisamente en llevar a cabo una gestión estratégica de la marca. Si los consumidores van a generarse indiscutiblemente una imagen sobre la empresa, es lógico que como empresarios tratemos controlar en la medida de nuestras capacidades cuál va a ser esa imagen, y que la marca suponga finalmente un activo más para el negocio.

El branding, por lo tanto procura que todos los puntos de contacto de la empresa con el consumidor, contribuyan a aportar valor y beneficio a la marca.

Por qué es importante tener una marca
y una estrategia de branding.

Una de las principales ventajas y probablemente la más obvia, de disponer de una marca, es precisamente la diferenciación con el resto de productos y empresas de la competencia. Pero no es la única.

Como hemos mencionado anteriormente, una marca, es capaz de generar un sentimiento de permanencia con sus usuarios, estableciendo vínculos que superan a los beneficios tangibles que estos reciben del producto. Es un claro ejemplo de apple y sus productos. Las marcas son un componente importante a la hora de fidelizar a nuestros clientes.

Tener una estrategia de marca clara y definida, ayudará en la toma de decisiones y en la actuación de la empresa ante determinadas situaciones. Ya que la empresa y su comportamiento, debe siempre mantenerse fiel a los valores y principios de la marca.

La creación de marca, requiere de constancia por parte de la empresa. Por lo que al trabajar en la estrategia de branding estamos definiendo unos estándares para la compañía. Esta coherencia contribuye a optimizar los recursos que se destinan a comunicación y publicidad, por lo que las acciones de marketing tendrán mejores resultados y retornos si se ha trabajado en un proceso de branding a lo largo del tiempo.

La marca es un factor que influye directamente en el precio. Así es, la percepción que tenga el consumidor sobre la marca de nuestra empresa, nos va a permitir determinar un precio mayor. La marca, aumenta el valor del producto. Y los consumidores están dispuestos a pagar más por él. En el sector de la automoción es algo que se encuentra muy presente. Un Audi tiene un precio mucho más elevado que un Seat o un Volkswagen, aunque las tres marcas pertenecen al mismo grupo y sus modelos comparten gran parte de sus componentes.

Cuando se ha trabajado una estrategia de branding y se ha ejecutado correctamente en el transcurso de los años, la marca aumenta el valor de la empresa ante posibles fusiones, operaciones de compra o venta de la compañía, alianzas estratégicas. Por lo que la marca no sólo contribuye a un mejor funcionamiento de la empresa en el mercado, sino ante todos sus steackholders.

En definitiva, la marca es, y así debe ser considerada, el principal activo del que dispone una empresa.

Cómo una marca genera valor para la empresa.

Para generar valor para la empresa, primero es necesario generar valor al consumidor. De lo contrario es imposible. Cualquier estrategia de branding, parte de un profundo análisis que nos permita definir la propuesta de valor desde la marca hacia los consumidores.

La propuesta de valor, es por tanto el conjunto de beneficios que suministrará la marca al consumidor y que deben ser relevantes para este. Es decir, que la propuesta de valor se formula siempre desde la perspectiva del cliente. Porque si no somos relevantes para los usuarios, si nuestra propuesta no les satisface, entonces no estaremos generando valor alguno.

Por contra, si la propuesta de valor encaja con las necesidades, aspiraciones, intereses y expectativas de los consumidores, estaremos aportándoles un valor mayor que el percibido únicamente por los atributos tangibles del producto o servicio que han adquirido. Es en este momento, cuando la marca empieza a generar valor para la empresa.

Actualmente los clientes son más exigentes con las marcas que incluyen en su día a día. Ya no es suficiente con que una marca goce de prestigio, calidad, y un buen posicionamiento entre los consumidores. Por eso cuando realizamos un proyecto de consultoría de branding, establecemos el propósito de la marca, que será el motivo por el que la marca conectará con aquellos consumidores que compartan sus mismos intereses y valores.

Hoy, los consumidores se preguntan qué hace esta marca por mí. Y es necesario para las empresas poder darles una respuesta.

Comparte este artículo en:

Suscríbete a la newsletter.