Blog
& News.
mujer paga online con su móvil y una tarjeta

¿Cómo empezar a vender online?

Índice

En un momento como el actual, es innegable que empezar a vender online, si no se está haciendo ya, es sin duda una gran oportunidad para la mayoría de empresas y negocios locales.

Aunque es algo que ya venía sucediendo desde hace tiempo, las nuevas circunstancias han acelerado y marcado aún mas los cambios en los hábitos de compra de los consumidores. Que actualmente encuentran en internet un modo más seguro y directo de adquirir los productos que buscan. No hay más que ver el incremento de la venta online durante la cuarentena provocada por el COVID y los meses siguientes.

Sin lugar a dudas, las empresas y los negocios locales deben adaptarse a estos nuevos (y en ocasiones no tan nuevos) hábitos de consumo de sus clientes. Pero además, empezar a vender online es una oportunidad para ampliar el alcance a nuevos clientes potenciales.

Por eso, si aún no has dado el paso, deberías plantearte cómo puedes empezar a vender tus productos o servicios también a través de internet.

Descarga gratis la guía de Marketing para eCommerce

Aspectos a tener en cuenta
para empezar a vender online.

Antes de empezar a vender a través internet, debes analizar y cuestionarte una serie de aspectos que van a ser determinantes en tu estrategia de venta online.

Productos o servicios.

En primer lugar, no es lo mismo vender un producto o un servicio. Aunque puedes ofrecer ambos a través de internet, el modo de hacerlo va a cambiar y mucho.

Si vendes servicios, como por ejemplo cursos online, o entradas a algún tipo de espectáculo o atracción turística, el proceso de venta se simplificará considerablemente. Ya que la entrega del servicio en este caso será mucho más directa. En cambio, no vas a poder utilizar todos los medios de promoción y distribución que existen en el medio online. Ya que algunos de ellos están más concebidos para la comercialización de productos.

En cambio, si ya dispones de una tienda física y quieres empezar a vender online tus productos, contarás con más herramientas para hacer llegar tus productos al consumidor. Pero la configuración y puesta en marcha de la tienda online puede ser un proceso más largo y tedioso.

El precio

Independientemente de si ofreces un servicio o producto físico, es importante que tengas en consideración el precio de venta. Especialmente si ofreces tus productos a través de una red de distribuidores independientes, no te conviene entrar en una disputa de precios. Por lo que aunque a priori los costes de la venta online sean menores, deberías mantener un mismo precio a través de los diferentes canales de venta.

La logística.

Si se trata de un servicio, este aspecto va a ser mucho más sencillo de resolver. En este caso la entrega se realizará a través de la propia página web o email. No obstante, si vendemos entradas de un espectáculo, deberemos contemplar de qué modo vamos a comprobar que la entrada es auténtica y no está fotocopiada por ejemplo. Así que deberemos disponer de un sistema para validar los tickets vendidos a través de internet.

Por contra, si vendemos productos físicos, la logística va a ser un capítulo importante a tratar en nuestra estrategia de venta online.

No sólo deberemos escoger un partner logístico que nos ofrezca la seguridad y solvencia necesarias. Para el envío de nuestros productos, además deberemos contemplar cómo se repercuten o asumen los costes de envío. No siempre vamos a poder repercutir el 100% de los costes de envío a nuestros clientes.

Además, debemos establecer un servicio de logística inversa. Es decir, un medio que facilite la devolución del pedido, sin que suponga un coste adicional para el consumidor. Cuando compra online, los derechos de los clientes son exactamente los mismos que si compra físicamente en nuestra tienda.

Una opción, si vendemos productos de terceros, es el dropshipping. Que consiste básicamente en delegar la logística en nuestro proveedor. Obviamente no todos los proveedores ofrecerán esta opción y los márgenes de beneficio para nosotros serán menores. Pero es una buena opción para simplificar la gestión de stock y entrega de pedidos, especialmente cuando se está empezando a vender online.

El catálogo de venta online.

No es necesario, y tampoco recomendable, empezar ofreciendo todos tus productos en tu tienda online. Lo más adecuado será realizar una selección de los productos con mejor salida, o que mayor margen pueden proporcionarte y centrarte en ellos.

Como cualquier otro inicio, va a suponer un esfuerzo, así que es mejor concentrar la energía y recursos en unos pocos productos e ir ampliando el catálogo poco a poco.

Métodos de pago para tiendas online.

Existen muchas formas de configurar una plataforma de pago online. Tus clientes pueden pagar a través de Pay Pal, o con tarjeta para lo que será necesario que configures un TPV virtual con tu banco. En este caso, la opción de REDSYS es la más recomendable. Aunque existen otras alternativas como Stripe, que simplifica mucho la configuración, pero a un mayo coste.

Lo más importante, además de ofrecer seguridad en los pagos de tus clientes, es tener controladas las comisiones. Ya que éstas varían mucho de un sistema a otro y van a afectar directamente a tu rentabilidad.

Elegir el CMS de tu plataforma eCommerce.

El CMS es el Content Management System, y es básicamente el panel de control de tu tienda online. Actualmente puedes elegir entre distintas opciones, según sean tus necesidades y presupuesto.

En ocasiones, incluso vas a poder empezar a vender online sin necesidad de una tienda propia. Puedes ofrecer tus productos a través de tiendas de terceros o marketplaces como Amazon. Esta última opción es probablemente una buena alternativa si tus recursos son muy limitados y quieres evaluar si tus productos se venderían bien a través de internet. Aunque hay que tener presente las comisiones y condiciones de venta que establece Amazon y que empezar a vender online siempre va a requerir una inversión.

Si te estás planteando empezar a vender online con una tienda propia, Shopify puede ser una buena opción para dar esos primeros pasos. Shopify tiene un acuerdo de integración con Facebook, por lo que te será muy fácil poder ofrecer tus productos también a través de la red social.

Por contra, cuenta con muchas limitaciones tanto en diseño como a nivel funcionalidad de cara a personalizar la experiencia de compra de los clientes.

WordPress cuenta con su propio CMS para eCommerce, se llama Woocommerce y su manejo es muy similar, por lo que si ya estás acostumbrado a gestionar tu web con WordPress, gestionar tu tienda online supondrá una menor curva de aprendizaje. No obstante siempre es bueno contar con un profesional que nos ayude en la puesta en marcha.

Prestashop y Magento, son probablemente las dos opciones más completas y profesionales para crear una tienda online. Cuentan con una gran variedad de opciones y plugins por lo que desarrollar tu tienda online con uno de estos CMS es en la mayoría de casos los más adecuado, pero también requieren de una inversión inicial mayor.

La decisión por uno u otro, va a depender además del presupuesto, del tipo de eCommerce que estemos montando, de la extensión del catálogo, de si se trata de productos físicos, infoproductos o productos digitales o si vendemos servicios. Así como un largo etcétera de cuestiones técnicas a evaluar en cada caso.

En ene Consulting te podemos ayudar a establecer tu estrategia de eCommerce y asesorarte en la elección del CMS que mejor se adapte a tus necesidades, así como a seleccionar la empresa que se encargará del desarrollo y configuración técnica de la tienda online.

Si quieres, en este enlace puedes conocer todos los servicios que ofrecemos para eCommerce.

Comparte este artículo en:

Suscríbete a la newsletter.